Blog

¿Qué es la Economía Circular?

Seguro que has escuchado hablar de conceptos innovadores como el de Economía Circular. Sin embargo, el hecho de que este concepto -y otros similares- no estén del todo instaurados en nuestra sociedad, los convierte en desconocidos para muchas personas. Por eso, desde Termoformas, hoy queremos hablarte sobre qué es la Economía Circular y por qué es importante para la sociedad. ¿Nos acompañas a descubrirlo?

¡Empezamos!

El concepto

Según la definición que nos ofrece el Parlamento Europeo sobre la Economía Circular, podemos contemplar lo siguiente:

La economía circular es un modelo de producción y consumo que implica compartir, alquilar, reutilizar, reparar, renovar y reciclar materiales y productos existentes todas las veces que sea posible para crear un valor añadido. De esta forma, el ciclo de vida de los productos se extiende.

Parlamento Europeo

En parte, conceptos como el de Economía Circular fomentan el hecho de acabar con otros como el de Obsolescencia Programada. Este, en concreto, hace referencia a la vida útil que una empresa o industria marca para un producto, pese a que su duración pueda ser mayor. Se trata de una forma de «vender más» que, desde hace muchísimos años, es más que popular en nuestra economía.

Imagen de Repsol.com

Beneficios de la Economía Circular

Entre los principales beneficios de la Economía Circular, encontramos:

  • Es un método que nos permite conservar y mantener en el mejor estado posible el Medio Ambiente.
  • Minimiza el uso masivo de materiales que provienen de la Naturaleza.
  • Disminuye la generación de residuos.
  • Se disminuye, además, las emisiones de efecto invierno.
  • Permite fabricar productos más duraderos e innovadores.

En conclusión, la tendencia es que, poco a poco, los distintos sistemas económicas e industrias comiencen a apostar por este tipo de economía. Tal y como nos cuentan desde el Parlamento Europeo, «uno de los motivos para avanzar hacia una economía circular es el aumento de la demanda de materias primas y la escasez de recursos. Varias materias primas cruciales son finitas y, como la población mundial crece, la demanda también aumenta».